martes, 26 de junio de 2007

Qué es un Abogado?

La palabra abogado surge a partir de la mitad del siglo XIII, viene del latín advocatus, participio advocare, “convocar”.

El abogado es la persona que investido del título de Licenciado o Doctor en derecho, ejerce profesionalmente la defensa de las partes en juicio y toda clase de procesos judiciales y administrativos, así como también, el asesoramiento y consejo en materias jurídicas.

Para el ejercicio de esta profesión, en algunos países se requiere estar inscrito en un Colegio de Abogados y en otros, es suficiente la autorización del Estado para ejercer. En nuestro país República Dominicana, debe estar autorizado al ejercicio por exequátur, el cual es expedido por el Poder Ejecutivo, pero a su vez, se obliga la debida inscripción en el Colegio de Abogados.

Es importante mencionar algunas de las cualidades que debe investir un abogado como son: saber investigar, saber exponer, saber discutir y la más importante es amar su profesión, pero no es menos cierto, debe poseer el arte de hacer y mantener buenas relaciones. Todas estas características se logran con estudio exhaustivo y el arduo trabajo.

El abogado, es uno de los cooperadores o agentes que intervienen en el proceso de la administración de justicia defendiendo los intereses de las partes en litigio. Al ser el abogado un profesional específicamente preparado y especializado en cuestiones jurídicas, es la única persona que puede ofrecer un enfoque adecuado del problema que tiene el ciudadano o 'justiciable' desde el punto de vista procesal.

El abogado, debe tener un amplio concepto de responsabilidad frente a sus clientes, quienes en momentos difíciles de su vida entregan su confianza, en el ejercicio de la profesión del abogado, para la búsqueda de su libertad o el mejoramiento o aminoramiento de una pena, así como la defensa de su honor o su fortuna.

La prevención, es una de las funciones básicas del abogado. Es decir, evitar los conflictos de sus clientes. Con un buen asesoramiento y buen desempeño de sus funciones, el abogado, más que para litigios, controversias y juicios, sirve para no llegar a ellos, en pocas palabras este sirve para mediar, terciar o evitar conflictos entre las partes envueltas en algún problema. Además, lograr de manera incansable, que su cliente salga satisfecho de la labor realizada y reconozca que el fin de la actividad del abogado es realizar justicia por medio del derecho.

Es bueno resaltar, que la lealtad y ética del abogado, no es solo con sus clientes, también debe existir rectitud, honradez, nobleza, honestidad, lealtad, respeto y fraternidad con sus colegas. En tal sentido, existen normas entre los profesionales del Derecho que deben respertarse. Podríamos citar, cualquier arreglo o transacción con la parte contraria deberán siempre tratarse por intermedio o por el conducto de su representante legal, y no a espalda de este.

Otra norma que podríamos mencionar es, que todo abogado que sea requerido para encargarse de un asunto deberá asegurarse antes de aceptar, que ningún colega haya sido encargado previamente del mismo. Si por desición del cliente, sustituye a un colega, deberá cerciorarse de que éste se ha desinteresado completamente del asunto. Y verificar si los honorarios y gastos avanzados por el colega han sido pagados.

En conclusión, debemos tomar en consideración que la profesión de abogado, es servir a los demás, con empeño, dedicación y lealtad. Hacer de nosotros la frase del famoso jurisconsulto español Angel Ossorio y Gallardo, “Quien elige una carrera como la de abogado a ella tiene que entregarle el corazón”.

Es obligación de cada abogado enseñar a amar y a defender la Justicia a través del Derecho. El abogado debe ser no sólo soldado de la justicia, sino también defensor de la libertad, como lo expresó José Campillo Sáinz, en su libro Dignidad del Abogado.

Saber que cada uno de nosotros tiene como norte serle fiel a nuestros clientes y respetar a nuestros colegas y sobre todo a jueces y demás profesionales de la justicia.

Que nuestro fin como abogado, es saber que desde que nos ponemos la toga y el birrete, es para dar lo mejor de cada uno de nosotros, y salvaguardar los bienes y derechos de nuestros clientes.

En tal sentido recomendamos a todo aquel que sea abogado o quiera ser profesional del Derecho, que estudie afondo nuestro Código de Ética y aprenda para siempre los deberes esenciales del abogado: PROBIDAD, INDEPENDENCIA, MODERACIÓN Y CONFRATERNIDAD.

1 comentario:

ivancavero dijo...

Estimado Asiaraf
No crees que la definicón que planteas es una definición demasiada enfocada en la que piensa un abogado de si mismo. ¿Qué crees que pueden pensar o responderían tus clientes cuando les preguntes: ¿Qué es un abogado?
Sugeriría que les preguntes a 3 o más y luego publiques un post sobre ello.

Recibe un cordial saludo,

Ivan Cavero
www.practicalegal.blogs.com